The Word for the Blog is Scientifiction

miércoles, 9 de marzo de 2016

Pandora despierta, de Pau Varela

Una cosa lleva a la otra. Antes de reseñar Pandora despierta de Pau Varela, me gustaría explicar como hace unos meses me enteré por el blog Dreams of Elvex de la novela Proyecto Marte de LJ Salart. Un agradable descubrimiento que ya comenté en este mismo blog. La novela fue publicada por la editorial El astronauta imposible. Indagando supe que el titular de esta editorial es el Sr. Pau Varela y entramos en contacto vía Twitter. Un tipo majo Pau.

Una cosa lleva a la otra, Pau Varela también es escritor y recientemente ha publicado una space opera titulada El eterno retorno que tengo pendiente en la pila de lectura. Pero el otro día Anxo, del blog Canal nostalgia comentaba que le encantó otra novela de Pau, de la que yo no sabía nada y que es la que aquí nos ocupa. Y la verdad es que me apetecía una novela de invasiones extraterrestres, uno de mis temas preferidos del género. Bueno, si os he de ser sincero mis temas preferidos de la ciencia ficción vienen a ser TODOS; pero, vamos, que ahora me apetecía una cosa así.

Al grano. Pandora despierta es una novela corta que se lee en una tarde (173 páginas), que trata de una invasión extraterrestre en Barcelona. Así pues, la proximidad es una de las bazas de novela. No sólo porque la acción se sitúa en una ciudad que seguramente muchos de vosotros conoceréis, sino porque el protagonista es un anodino joven, digamos que un poco (un poco bastante) nerd; que además vive en casa de los papás, sin oficio ni beneficio, y que es lo que hoy en día en la prensa se llama un ni-ni (ni estudios ni trabajo). En otras palabras, que en seguida nos resultará simpático.


Este joven verá que de la noche a la mañana pierde el contacto con el mundo exterior, es decir se queda sin Internet, sin teléfono y sin televisión; y no solo eso, también sin electricidad, sin abastecimiento de agua ni comida, ni… Todas esas cosas imprescindibles para sobrevivir y que en nuestro Primer Mundo damos por sentado que siempre las tendremos a nuestra disposición de forma barata.

Además, por si fuera poco, los ETs se dedican a darnos caza como pichones. Y como es normal una catástrofe de este tipo suele sacar lo peor de la gente:

Toda la ciudad está llena de monstruos, pero no todos los monstruos provienen del espacio exterior. Con el tiempo he acabado odiando la humanidad casi tanto como odio los alienígenas que nos han empujado a un estado de barbarie total. Solíamos ser una sociedad civilizada, pero todo era pura fachada.

Pues de eso trata Pandora despierta. Como veis en principio es un tema manido, y en estos casos depende cómo el autor sepa tratar el tema. Y considero que Pau Varela lo hace francamente bien, y más considerando que es su primera novela. Excelente con la psicología del personaje protagonista, un ser absolutamente superado por las circunstancias y cuya única meta es poder sobrevivir hasta el día siguiente, y una buena ambientación del paisaje desolador de una Ciudad Condal en ruinas. Por descontado la novela nos cuenta más cosas que no puedo revelar aquí.

Os dejo otra perla, cuando el protagonista se pregunta si el desastre sucede sólo a nivel local o si todo el planeta está en la misma situación:

¿No sería maravilloso que Barcelona fuera el epicentro del Apocalipsis? 
¿Qué mejor legado que ese podría existir para una ciudad cosmopolita?

Pandora despierta os parecerá una novela más o menos novedosa según vuestro bagaje como lectores de ciencia ficción, pero para mí es innegable que el tema está bien tratado. Además, uno puede plantearse el paralelismo de alguna de las situaciones de guerra de las que hoy en día sufre nuestro planeta, en la que te caen las bombas sin saber ni quién te las manda ni porqué lo hace.

El año pasado reseñé en el blog La quinta ola, de Rick Yancey, con la que Pandora despierta tiene algunos puntos en común. A pesar de la coincidencia argumental es evidente que las dos han sido escritas independientemente y que los paralelismos se deben más a los lugares comunes del subgénero de invasiones extraterrestres (variante amanecer verde) que a otra cosa. Y ya sé que queda feo comparar, pero considero que la novela Pandora despierta está mejor escrita. Por otra parte, La quinta ola se considera una novela para adolescentes (lo que se conoce como una Young Adult) mientras que la de Pau entiendo que va dirigida a un público adulto. Quizás es solo un matiz: los protagonistas son jóvenes en ambos casos, pero en la novela de Pau no hay lugar para sentimentalismos.
El autor y sus dos hijas


Y ya está, como decía antes una cosa lleva a la otra. Si habéis llegado al final de esta reseña, os invito a visitar el blog de El astronauta imposible y conocer alguna de sus -por el momento- pocas publicaciones, entre otras cosas. En otras palabras, lo que también quería transmitir aquí es que si os gusta el género fantástico no dejéis de implicaros y de participar si llega el caso. Descubriréis cosas interesantes que de otra manera os perderías, como Pandora despierta.


7 comentarios:

  1. Carles, seguí tu consejo, compre Proyecto Marte y me gustó mucho (y también la reseñé). Así que ya he adquirido esta novela. No he leído nada de lo que has puesto porque no quiero sorpresas, ja,ja. Cuando la acabe me leeré tu entrada. Gracias por la recomendación.

    ResponderEliminar
  2. Gracias a ti Jaime, por leerme :-)

    ResponderEliminar
  3. Doncs jo me l'acabo de pillar per Amazon, que pel que dius té molt bona pinta.

    Una abraçada!

    @pancromatic

    ResponderEliminar
  4. Hola Pancromatic, gràcies per comentar.

    Sí, a l'Amazon estava tirada de preu. Si vols passar una tarda molt entretinguda amb una novel·la de gènere ambientada a BCN, doncs ja saps ;-)

    ResponderEliminar
  5. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  6. Esta la tenía en la pila pero todavía no le ha llegado el momento. Viendo tu entusiasta (y certera) reseña, la subo unos puestos :)

    ResponderEliminar
  7. Bueno, esperemos que no te defraude pues. Debo decirte que la novela de desinfla un poco en el último tercio.

    ResponderEliminar